miércoles, 8 de septiembre de 2010

Yo en el espejo

Desde que tengo memoria siempre me gustó sentarme en la bacha del baño frente al espejo del departamento donde vivía, trabar la puerta abriendo un cajón y encontrarme sola sin la posibilidad de que nadie me encuentre, tanto era así que ni yo lo lograba. Disfrute de ese espacio hasta mis 16 años cuando me mude a una casa.

Hoy día ya no tengo más ese lugar para mi y sigo en la eterna búsqueda. En esos momento que me busco lo unico que encuentro es un ser humano inacabado como todo ser humano realista a mi entender.

Para ser más explicita y volviendo al espejo, me generaba un gran vacío y quisiera explicar esa sensación. Cuando no recuerdo la cara de alguien con quien acabo de hablar siento que no fui lo suficientemente respetuosa y le hable sin mirar a los ojos.

Por eso en el momento de mirarme a la cara que reflejo me pregunto quien soy, quien soy, quien soy, mil y una veces hasta que se genera un eco en el vacio que me borra la cara (esto de metafórico, tan loca no estoy).

Si bien yo ya se quien soy para los demás, siempre quise saber quien soy para mí, y eso me parece tamaña tarea hasta hoy día comenzando mis 30 años con una familia y contados amigos pero valiosísimos que me acompaña siempre, me quieren y me contienen cuando la realidad te tira para abajo o cuando los sueños realizados te devuelven fugaces sonrisas que no tienen precio.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Bienvenidos. Asi empieza este blog.-

Las peores verdades primero te las dicen en tu casa, y esa es la mejor forma de salir a enfrentar al mundo, con tu verdad a cuestas.